BusquedaInmobiliariaPagComprar una casa o departamento es sin duda una de las decisiones más importantes que una persona enfrenta en su vida. Sobre todo si es la primera vez.

Una casa representa la culminación de un proceso de crecimiento y madurez, pues la meta a futuro de una persona seria que proyecta hacerse responsable de sí mismo o de su familia suele ser: “tener su casa propia”. Por ello es indispensable que se evalúe fríamente lo que se quiere, cómo se quiere, dónde se quiere y desde luego, de cuánto se quiere. Es decir, es muy importante ser realista y no ponerse metas descabelladas que no estén de acorde a su situación económica, geográfica, familiar o de trabajo. Por ello sugerimos poner atención a los siguientes puntos básicos a la hora de buscar un hogar:

1) Lo económico.- Es vital calcular exactamente con cuánto dinero se cuenta a la hora de querer comprar una casa o departamento. La ecuación es fácil.

a) ¿Cuánto tienes ahorrado? (o en conjunto como pareja) = equivale a lo que puedes dar de enganche para disminuir la mensualidad del préstamo y obviamente a lo que puedes aspirar .

b) ¿Cuánto ganas? Multiplicado por el 30% =  equivale a la mensualidad que puedes pagar para comprar o rentar. Ejemplo: Si ganas entre 9 y 10 mil pesos, puedes aspirar a pagar una renta o crédito de entre 2,700 y 3,500 pesos mensuales. No te darán más y no debes pedir más.

c) ¿Tu ingreso es constante o fijo? = Si tienes un trabajo estable puedes lanzarte con tranquilidad a buscar un crédito, si estás en la informalidad o trabajas por comisiones o tu trabajo no está garantizado para los próximos años, no lo hagas.

2) Lo geográfico.- Busca siempre que tu casa esté cerca de donde trabajas o haces tu vida cotidiana. Casi siempre resulta que uno compra muy lejos, porque es más económico, pero a la larga eso no sirve. Las casas no se usan o solo se rentan y te ves obligado a rentar o comprar otra que si esté cerca de tu trabajo. Además gastarás mucho más en gasolinas o transporte etc. Se recomienda mejor invertir un poco más para tener algo bien comunicado que esté a menos de 1 hora en transporte o 30 minutos en auto. Algo diferente te estresará y no será placentero. Claro que también está la opción de cambiarte de trabajo a uno que te quede más cerca de donde compraste. Depende de ti.

3) El tamaño y condiciones.- Si tienes para comprar una casa enorme y no tienes problema con los gastos de mantenimiento y de servicios que esto implica, adelante, pero siempre debes tener en cuenta que tu hogar debe ser en proporción directa al uso que le vas a dar. Si estás soltero y piensas seguir así o vivir con tu pareja sin hijos durante mucho tiempo, o para siempre. Una casa pequeña o un departamento de una o dos recámaras es lo idea. Si en cambio planeas tener una familia grande (2 o 3 hijos, con perro y fiestas familiares etc.), necesitarás una casa grande, con patio o jardin, espacio para varios autos etc. Desde luego incrementará el costo, pero si compras algo que no es adecuado, vivirás incómodo y tendrás que cambiarte cuando crezca la familia. Otro factor es la edad. Si compras un inmueble muy viejo, tendrás que gastar mucho en reparaciones y acondicionarla, si es nuevo seguro será más cara pero no tendrás que gastar en ello. Recuerda que el valor de una casa depende mucho de su estado de conservación, por ello es recomendable que lo tomes mucho en cuenta al comprar o vender.

4) Acércate a los profesionales.- Es un mito que te cueste más hacer la compra de una casa a través de una inmobiliaria. Por el contrario, la asesoría de un profesional inmobiliario suele ser determinante para sacar el máximo provecho de una compra-venta. La razón es simple. Si vas a comprar, el asesor “sabe” cuánto cuestan las cosas, cuánto es el mínimo y el máximo del mercado, cuando hay una oportunidad y te asesora para que no pagues de más o hasta negocia por ti. Y al que va a vender, le ofrece la confianza de obtener un precio justo por su bien, más una pequeña comisión que va del 3% al 6% y que resulta marginal  y hasta se compensa cuando el profesional le ayuda al que compra con descuentos para escriturar ante notario o al vendedor apoyándolo contablemente para realizar las mejores deducciones fiscales. Todo esto independientemente de que sea el asesor quien haya logrado contactar quien te compre o venda la casa y de la seguridad y la confianza que da realizar transacciones de este tipo sin temor a ser defraudado, robado, extorsionado o cosas peores. Por donde se le vea, es la mejor opción.

En tuofertainmobiliaria.mx ponemos a la disposición de nuestros usuarios los servicios de Asesores Inmobiliarios Profesionales certitifcados por la AMPI y cuya única misión es la satisfacción de los clientes.

Categorias: Blog Inmobiliario